merienda.es.

merienda.es.

Granola casera con frutos secos y semillas

Granola casera con frutos secos y semillas

Introducción

Si estás buscando una merienda saludable y llena de energía, la granola casera con frutos secos y semillas es una excelente opción. La granola es muy versátil y puedes personalizarla según tus gustos y necesidades alimentarias. Además, al hacerla en casa, puedes asegurarte de que estás utilizando ingredientes de calidad y controlando la cantidad de azúcar y grasas. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer granola casera con frutos secos y semillas. Te daremos algunas variaciones de ingredientes para que puedas adaptar la receta a tu gusto. También te daremos algunos consejos para que la granola te quede crujiente y deliciosa.

Ingredientes

Para hacer granola casera con frutos secos y semillas necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 3 tazas de avena arrollada
  • 1 taza de nueces troceadas (puedes utilizar nueces, almendras, avellanas, etc.)
  • 1 taza de semillas (puedes utilizar semillas de girasol, de calabaza, de chía, etc.)
  • 1/2 taza de aceite de coco (puedes utilizar otro aceite vegetal)
  • 1/2 taza de miel o sirope de arce
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de frutos secos deshidratados al gusto (pasas, arándanos, dátiles, etc.)

Preparación

Paso 1: Precalentar el horno

Precalentar el horno a 150 grados Celsius.

Paso 2: Mezclar los ingredientes secos

En un bol grande, mezclar la avena arrollada, las nueces troceadas y las semillas. Asegurarse de que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Paso 3: Mezclar los ingredientes líquidos

En un cazo pequeño, calentar el aceite de coco y la miel o sirope de arce a fuego medio. Añadir la canela en polvo, el extracto de vainilla (si se utiliza) y la sal. Remover bien hasta que todo esté bien integrado.

Paso 4: Mezclar los ingredientes secos con los líquidos

Una vez que los ingredientes líquidos estén bien mezclados, verterlos sobre los ingredientes secos. Mezclar bien hasta que toda la avena, las nueces y las semillas estén bien cubiertas con la mezcla líquida.

Paso 5: Hornear la granola

Colocar la mezcla de granola en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Extender la granola en una capa uniforme. Hornear durante 20-25 minutos, removiendo con una espátula cada 5-10 minutos para que se tueste por igual. Ten cuidado de que no se queme.

Paso 6: Añadir los frutos secos deshidratados

Una vez que la granola esté dorada y crujiente, sacarla del horno y dejar que se enfríe. Añadir los frutos secos deshidratados al gusto (pasas, arándanos, dátiles, etc.).

Variaciones de ingredientes

La granola es muy versátil y puedes personalizarla según tus gustos y necesidades alimentarias. A continuación, te damos algunas ideas de ingredientes que puedes añadir o cambiar:
  • Utilizar diferentes tipos de nueces (almendras, avellanas, nueces pecanas, etc.)
  • Utilizar diferentes tipos de semillas (semillas de girasol, de calabaza, de sésamo, de lino, etc.)
  • Añadir coco rallado
  • Añadir trozos de chocolate negro
  • Añadir especias como jengibre en polvo, cardamomo, etc.
  • Utilizar diferentes tipos de endulzantes como sirope de agave, sirope de dátiles, etc.

Consejos

Para que tu granola casera con frutos secos y semillas te quede crujiente y deliciosa, te damos algunos consejos:
  • No añadir demasiada mezcla líquida. Si añades demasiado aceite o miel, la granola no se secará y quedará húmeda. Asegúrate de que los ingredientes secos estén bien cubiertos pero no empapados.
  • Remover la granola cada pocos minutos mientras se hornea. Esto asegurará que se tueste por igual y no se queme.
  • Dejar que la granola se enfríe completamente antes de almacenarla. Esto evitará que se forme humedad y se estropee.
  • Almacenar la granola en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco. La granola casera se mantendrá fresca durante varias semanas.
  • Utilizar una mezcla de frutos secos y semillas para obtener una granola más variada y nutritiva.

Conclusión

La granola casera con frutos secos y semillas es una merienda saludable y deliciosa que puedes personalizar según tus gustos y necesidades alimentarias. Al hacerla en casa, puedes controlar la cantidad de azúcar y grasas y asegurarte de utilizar ingredientes de calidad. Con estos consejos, tu granola casera te quedará crujiente y deliciosa. ¡Disfruta de esta merienda nutritiva y llena de energía!