merienda.es.

merienda.es.

Hummus clásico con aceite de oliva y pimentón

Hummus clásico con aceite de oliva y pimentón

Introducción

El hummus es uno de los platos típicos de la cocina mediterránea que se ha popularizado en todo el mundo por sus propiedades nutricionales y su delicioso sabor. Es una mezcla suave y cremosa de garbanzos cocidos, tahini, aceite de oliva, zumo de limón y ajo. El hummus es una merienda saludable y deliciosa que se puede disfrutar en cualquier momento del día. En este artículo, aprenderemos a preparar un delicioso hummus clásico con aceite de oliva y pimentón.

Ingredientes

  • 1 lata de garbanzos cocidos (400 gramos)
  • 3 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 limón
  • Sal
  • Agua (opcional)
  • Pimentón para decorar

Preparación

La preparación del hummus es muy sencilla y rápida.

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Antes de comenzar a preparar el hummus, asegúrate de tener todos los ingredientes a mano.

Abre la lata de garbanzos cocidos, escurre y enjuágalos bajo agua fría para retirar el líquido de la conserva.

Pela el diente de ajo y córtalo en pequeños trozos.

Exprime medio limón y reserva el zumo.

Paso 2: Triturado de los ingredientes

Para hacer el hummus, necesitarás un procesador de alimentos o una batidora. Si dispones de un mortero, también puedes prepararlo manualmente.

En el procesador de alimentos, coloca los garbanzos, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, la sal y el zumo de limón.

Tritura los ingredientes hasta que la mezcla quede suave y cremosa. Si la mezcla es demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua para obtener la consistencia deseada.

Paso 3: Servir el hummus

Sirve el hummus en un plato o bol y agrégale un chorrito de aceite de oliva y un toque de pimentón por encima.

Puedes acompañarlo con pan pita o verduras frescas como zanahorias, calabacines, pepinos, etc. También puedes utilizarlo como una salsa para tus platos de carne o pescado.

Propiedades nutricionales del hummus

El hummus es un plato muy saludable y nutritivo. Contiene proteínas, fibra, grasas saludables, vitaminas y minerales. Los garbanzos son una excelente fuente de proteína y fibra, y ayudan a reducir el colesterol y a mejorar la salud digestiva. El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas y antioxidantes, lo que lo convierte en un ingrediente muy beneficioso para el corazón y la piel. El tahini está hecho a base de semillas de sésamo, que son una excelente fuente de calcio, hierro y vitamina E.

Consejos para hacer un hummus perfecto

Para hacer un hummus delicioso y suave, aquí te dejamos algunos consejos prácticos:

  • Utiliza garbanzos cocidos. Si no dispones de ellos, puedes cocerlos previamente en agua con sal durante 1 hora y media hasta que estén blandos.
  • No añadas demasiado ajo. Un único diente de ajo es suficiente para darle sabor sin abrumar el paladar.
  • Trata de utilizar tahini de calidad. El tahini puede variar mucho en sabor y textura, así que es importante elegir uno que sea cremoso y suave.
  • Añade el agua poco a poco. Si quieres una consistencia más suave, añade agua de a poco para controlar la textura.
  • Prueba y ajusta los sabores. Si el hummus está demasiado ácido, añade más tahini o aceite de oliva. Si es demasiado suave, añade más limón o ajo al gusto.

Conclusión

El hummus es un plato delicioso y nutritivo que puede ser una excelente merienda saludable en cualquier momento del día. Es fácil de preparar, rico en proteínas y fibra, y se puede disfrutar de muchas maneras diferentes. Esperamos que este artículo te haya inspirado a preparar tu propio hummus en casa. ¡Que lo disfrutes!